diumenge, 19 de maig de 2013

Cràter


Apareix finalment Cràter. El disc homònim del duo que formavem Joan Saura i un servidor.


Un disc d'improvisacions electròniques. Editat segons la idea original que teniem Joan i jo de que aquest disc estigués fàcilment disponible per a qualsevol.


Publica Tecnonúcleo, net label de sons afins (recomanable un passeig pel seu catàleg: Sergio Sanchez, Edu Comelles, Miquel Parera Jacques, Juan Matos Capote, Alozeao y molts més) i als que aprofito per agrair la seva solvència i dedicació.


Treballar amb el Joan fou un privilegi imposible de valorar. L'artifex de la nostra col·laboració va ser Josep Bergedà, amic comú, apassionat musicòleg i autor de les notes del disc. Durant un periode de més de dos anys, en el petit i mític estudi del carrer Gomis, ens trobavem els diumenges per improvisar. A vegades treballavem en exhaustius exercicis, d'altres sencillament tocavem o bé xerravem tota la tarda. Quan ens va semblar que el nostre treball setmanal anava agafant cos, vam començar a gravar-nos. La veritable tasca va ser la selecció de peces i la seva seqüenciació en el disc. Vam procurar no editar massa, deixar les coses el més natural posible. Per dinamitzar l'àlbum faltava alguna peça, Joan va fer un collage amb impros descartades, correspon al número 8 en el disc. És l'única peca que no és una improvisació i penso que deu ser de l'últim que compondria en Joan. En aquesta época treballavem les mescles al pis de Poblenou, on gairebé no va arribar ni a instalar-se. Allà fou on un dia em va explicar que es retirava, que no l'hi interesava compondre per a un futur que ell ja no veuria. Va asumir el seu final amb una dignitat desarmant. Sí que volia, tot i aquest retiro, deixar les coses en ordre. I s'hi va dedicar de plé. Vam acabar de decidir l'ordre d'aquest disc en la seva habitació al Hospital de Sant Pau.





Tot i així, quan finalment ens va deixar, vaig passar per una época en que aquest material s'em va fer farragós, em vaig quedar una mica aturat sense saber molt bé que fer amb el que tenia a les mans. Aprofito per demanar disculpes i donar les gracies des d'aquí a aquells que em van sapiguer escoltar.
Feliç de veure a la fí editat Cràter, us convido a deixar-vos portar. Espero que el disfruteu tant com nosaltres vam disfrutar fent-lo.
A.Bofarull.



  Aparece al fin Cràter. El disco homónimo del dúo que formábamos Joan Saura y un servidor. 
  Un disco de improvisaciones electrónicas. Aparece según la idea original que teníamos Joan y yo de que este disco estuviera fácilmente disponible para cualquiera. 

  Edita Tecnonúcleo, net label de sonidos afines (recomendado un paseo por su catálogo: Sergio Sanchez, Edu Comelles, Miquel Parera Jacques, Juan Matos Capote, Alozeao y muchos mas) al que aprovecho para agradecer su solvencia y dedicación. 

  Trabajar junto a Joan fue un privilegio imposible de valorar. El artífice de nuestra colaboración fue Josep Bergadà, amigo común, musicólogo apasionado, autor de las notas del disco. Durante un periodo de más de dos años, en el pequeño y mítico estudio del C/Gomis nos juntábamos los domingos para improvisar. A veces trabajábamos en exhaustivos ejercicios, a veces simplemente tocábamos, a veces charlábamos toda la tarde. Cuando nos pareció que lo nuestro estaba tomando cuerpo, empezamos a grabarnos. La verdadera tarea fue la selección de piezas y su sequenciación en el disco. Procuramos no editar demasiado, dejar las cosas que nos gustaban lo mas naturales posible. Para dinamizar el álbum faltaba alguna pieza, Joan hizo un collage con fragmentos de piezas descartadas, es la 8 en el disco. És la única pieza que no es una improvisación y creo que debe ser de lo último que compuso Joan. En esta época trabajábamos las últimas mezclas en el piso de Poblenou donde casi ni siquiera llegó a instalarse. Allí fue donde un día me contó que se retiraba, que no le motivaba componer para un futuro que él ya no vería. Asumió su final con una entereza desarmante. Si que quería, pese a este retiro dejar terminadas las cosas, en orden. Y se volcó en ello. Terminamos de decidir el orden de este disco en su habitación en el Hospital de Sant Pau. 

  Pese a todo ello, tras su fallecimiento pasé por un periodo en el que este material se me hizo farragoso, me quedé algo parado y los pocos devaneos que realicé al respecto fueron torpes y desatinados; aprovecho para pedir disculpas y dar las gracias desde aquí a aquellos que supieron y tuvieron la paciencia de escuchar aquellos dubitativos tanteos. Feliz al ver por fin editado Cràter os invito a dejados llevar, espero que lo disfrutéis tanto como nosotros disfrutamos haciendolo.
A.Bofarull.